ECUADOR – 4 de Diciembre, 2020.

Cada uno de nosotros, en cualquier ubicación laboral (empleado, subempleado, desempleado, próximo desempleado, informal, “semi-empleado”) tiene como primera preocupación el escenario laboral dentro de la crisis de salud. La crisis covid-19 proseguirá y dentro de esta “burbuja insana” hay que hacer las proyecciones hacia el trabajo, generar la mayor cantidad de oportunidades basadas en innovación. En el escenario social está la presencia del Estado y dentro de él el Gobierno. Y es aquí, bajo modesta observación nuestra, donde se genera la “gran dificultad”… 

Primero, no se atina a resolver el excesivo egreso improductivo por la desproporción de la burocracia, lo cual trae integrado un tren de inconvenientes. Por ejemplo, el Gobierno piensa que su único norte es cubrir estos sueldos y avanza, con distintos artificios y maromas, intentando cubrir millones de dólares de déficit… Para el Gobierno la democracia es concluir el período y pasar la pelota al próximo astuto… Segundo, no se reconoce ni considera la parte de “inversión” que supuestamente tiene el Presupuesto, prácticamente es un concepto abstracto en el ejercicio público. El Gobierno se concentra en uno que otro “bono consuelo” y profundiza más la inequidad. 

Tercero… Cuarto… Quinto… n…

Lo más preocupante es que la sociedad depende de la acción del Gobierno, de toma de decisiones clave,  para encauzar soluciones, llegando al escenario de no hacer ni dejar hacer. Consecuentemente quedan dos caminos: a) Protestar enérgicamente contra el Gobierno (incluyendo función Legislativa) y obligar al cambio de rumbo; b) No protestar y promover acciones con alta innovación y civismo para impulsar plazas de trabajo. Las plazas de trabajo son el oxígeno del progreso social.

¿Qué hacemos para tomar el lado positivo del tratado con EE.UU., primera fase en este mes?  (¿Sector productivo privado se está preparando?). ¿Es la minería una oportunidad a considerar de manera más seria? Ambientalmente, ¿quién contamina más, la gran minería o la minería artesanal / informal?. Económicamente, ¿cuál de las dos redistribuye mejor para la sociedad?. ¿Se requiere banca internacional que participe en créditos y otras vías pro inversión?. ¿Es el impuesto a la salida de divisas parte del círculo vicioso que sostiene el Gobierno?, ¿Qué consecuencias al empleo trae este proceder?. ¿Hay que trabajar contra la “corrupción” o contra la “impunidad”? Como cosa rara, hay una reforma propuesta por el Consejo de Participación Ciudadana que apunta contra la impunidad… ¿Qué industrias y mecanismos son “vírgenes” para crear empleo masivo?

Esperamos sensibilidad y acciones diarias en el Gobierno, sin quemar tiempo que empeora la situación social. Los gremios de la producción, la comunidad de profesionales y las Universidades tienen la segunda voz.

En CLAPAM realizamos acciones de capacitación, asesoría y proyectos para colaborar con la ecoeficiencia empresarial, informacion@clapam.com, y esperamos vuestras mejores apreciaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.